INFATIGABLES

Blog de Víctor José López /Periodista

viernes, 20 de abril de 2018

SIN PARALELO Víctor José López ESTE SÁBADO LOS INFATIGABLES SE REUNEN EN QUEIPA

 
El tiempo de El Taita sobre el  brioso Rompelíneas fue breve

EL 15 DE ABRILde 1898 cuando despuntaba el sol de la mañana en Las Majaguas, ya Joaquín Crespo había despertado. El estruendo de los pájaros en el campamento lo hizo antes que el toque de diana invadiera el espacio de la sabana. La noticia de que en el Hato Carmelero hay gente, y son muchos jinetes y, además,  se escuchan disparos. *** AQUELLA MAÑANAJoaquín Crespo  ordenó levantar el campamento y marchar hacia el Hato Carmelero y avizoró en la sabana a la gente del general Samuel Acosta, El Tuerto, brazo derecho militar del El “Mocho” Hernández. “El tuerto Acosta” se encontraba en un lugar arbolado, conocido como La Mata Carmelera. Visto esto, Crespo decidió un alto a la tropa y su inmediata preparación para el combate. Se distingue el gran jefe entre todos. Su llamativo sombrero jipijapa y su blanca capa de “héroe del deber cumplido”, lo hacen inconfundible. Joaquín Crespo monta su mula “Gragea” y, en última instancia, el caudillo cambia de montura. Desmonta la mula y ensilla su caballo “Rompelínea”. Crespo se dirigía al descampado centro de las acciones sobre su caballo peruano, brioso tordillo en blanco, de fina estampa como cantaría Chabuca a los chalanes de su tierra peruana...Monta Joaquín pero, al instante, se escucha el estruendo de un disparo de máuser que lo detiene. El balazo hace blanco en medio del pecho de Crespo y le arranca la vida al último caudillo de la nación. *** EL 15 DE ABRILde 1898 murió Joaquín Crespo sin que el enemigo se enterara. *** EL MOCHOHernández y Luis Loreto Lima se habían unido como hoy los descendientes de Luis Loreto Lima y de Salvador Barreto se han unido para celebrar el centenario de María Barreto Limay recordar aquella proclama revolucionaria en la que el general Hernández acuso a Crespo de “feroz dictador” y a Ignacio Andrade de “extranjero afiliado al partido de los despotismos tradicionales de Venezuela”. 



TODO LO ANTERIOR, y el resto de la historia se cuenta en el relato del libro INFATIGABLES  presentado en Queipa en edición que esta semana saldrá a la venta en Caracas y en Venezuela, edición de Temple que ya está en circulación en España en las librerías del Corte Inglés, Casa del Libro casadellibro.com  y Amazón.es y próximamente será presentado en México. Un libro que relata la lucha de una familia, la defensa centenaria de la letra constitucional y la siembra de una nación a pesar de los poderes políticos y militares.

000ooo000

LA ETA,  fatídica organización mil y una veces exaltadas en sus valores necrofílicos por Hugo Chávez y su descendencia política, la banda que asesinó en nombre de la Libertad, que causó la muerte a más de 850 personas en cinco décadas de asesinatos, secuestros y sabotajes que entrenó y preparó a los asesinos de las Farc,  hoy le pide perdón a la humanidad reconociendo el "daño causado en el transcurso de su trayectoria armada". Más de 50 años de la siembra del terror sin un reconocimiento de culpa, con una solicitud perdón en un manifiesto dirigido al pueblo de la nación vasca *** COLOMBIApor medio de su ministro de Hacienda   Mauricio Cárdenas, anunció este jueves 19 de abril una propuesta en el Fondo Monetario Internacional (FMI) de rescate financiero a Venezuela de 60.000 millones de dólares para “estabilización macroeconómica”, que se aplicaría cuando haya un Gobierno dispuesto a tomar las “políticas económicas correctas”. “Nadie sabe cuándo va a darse un cambio de gobierno en Venezuela pero tenemos que estar preparados para eso”, indicó Cárdenas en una entrevista con Efe con motivo de su participación en la asamblea de primavera del FMI, en Washington. *** EL BANCO MUNDIALexpresó su disposición para aliviar la crisis de refugiados en Brasil y Colombia que escapan de la “preocupante situación” en Venezuela, pero apuntó que no hay “conversaciones” concretas para destinar fondos del organismo para ello. “Solo hay que mirar los altos niveles de emigración. Como hemos visto en otras partes del mundo, una alto flujo de migrantes puede generar presiones en los países que los reciben”.
La crisis económica en Venezuela ha provocado una contracción de su PIB en un 50 % desde 2013 y una hiperinflación rampante, ha generado que más de 600.000 refugiados hayan cruzado la frontera con Colombia y más de 40.000 con Brasil en los últimos años, según las últimas estimaciones.*** LENÍN MORENOpresidente de Ecuador, anunció que se abrirá una investigación en contra de su predecesor, el ex presidente Rafael Correa, el delfín de Hugo Chávez, debido a que supuestamente habría recibido dinero proveniente de las Farc para sus campañas presidenciales. En una entrevista para RCN y NTN24 el mandatario ecuatoriano contó que el financiamiento se habría dado cuando aún eran un grupo armado ilegal, reseñó revista Semana.m“Hace un momento acabo de ver un video en el cual un testigo, de estos protegidos, dice que las Farc entregaban dinero a las campañas del ex presidente Correa”, dijo Moreno.*** MÉXICOdiscute hoy sanciones contra funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.  El senado mexicano rechazó la decisión del Consejo Nacional Electoral de adelantar las elecciones presidenciales y exhorta al gobierno mexicano para que se mantengan las acciones diplomáticas conjuntas en los organismos multilaterales, incluyendo la coordinación con otros miembros del Grupo de Lima para asegurar que los venezolanos encuentran una salida a la crisis . Las sanciones incluyen la congelación de activos y la prohibición de entrar al territorio mexicano. Delcy Rodríguez, Diosdado Cabello, Maikel Moreno, Néstor Reverol, Tarek William Saa y Tibisay Lucena están incluidos entre los funcionarios. *** FEDERICA MOGHERINI  representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores,  lamentó hoy que las próximas elecciones en Venezuela sean convocadas “sin un amplio acuerdo sobre el calendario electoral” y sin las condiciones para un proceso y denunció  denunció “la existencia de presos políticos” en Venezuela. Las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela se celebrarán junto con las de los consejos legislativos estatales y municipales. Mogherini señaló que el Gobierno venezolano debe asegurar unos comicios “libres, transparentes y creíbles que permitan la participación de todos los partidos políticos en condiciones de igualdad, con una composición equilibrada de la CNE y un calendario electoral acordado y viable”.

jueves, 19 de abril de 2018

POBRE VENEZUELA, POBRES VENEZOLANOS Por Leopoldo López Gil.



Tal vez los únicos que no se alarman por la tragedia venezolana son los inquilinos de Miraflores, los cubanos y Zapatero. Unos enajenados, otros por comparación con su propio desastre y otro por pensar que el camino de la ruina nacional es perfectamente justificable como consecuencia ideológica.

Hemos topado con una dirigencia que hace lujo de la insensibilidad tanto como de su total y absoluta incapacidad para siquiera aspirar al bienestar de su pueblo. No se trata de reclamar respeto a nuestra constitución y leyes, tampoco de aspirar a un régimen democrático que permitiera la universalmente aceptada regla de la división de los poderes, no se trata siquiera de exigir un mínimo de honradez puesto que ya nos acostumbraron a su corrupción como modus operandi; se trata de exigir que dejen el exterminio de la población como política de estado y tengan un ápice de humanidad para recuperar algo de compasión para con nuestros conciudadanos y paisanos.

Si algo nos arruga el alma es la lectura de los recientes informes de la Organización de las Naciones  Unidas, por medio de la oficina del Alto Comisionado para los Refugiados que estiman que desde el año 2014 más de un millón y medio de venezolanos han buscado refugio por necesidades alimenticias, medicinales y seguridad en los países vecinos y de El Caribe.

Esta estampida está creando grandes problemas humanitarios en los departamentos  La Guajira, Arauca y Santander de Colombia, así como del Estado Roraima del Brasil, presiones que exigen soluciones urgentes en agua potables, asistencia médica y sanitaria, vacunaciones y sobre todo nutricionales, pues  nuestros compatriotas llegan a esas tierras en un estado famélico. La ausencia de programas de vacunación en Venezuela (se robaron los fondos destinados para ello) ha producido el resurgimiento de enfermedades como el sarampión y la lechina como ya lo confirman las autoridades de los países receptores.

Los enajenados bolivarianos ahora que podrían pedir a los rojitos médicos cubanos que vinieran a asistir, sin cobro de petróleo, no lo hacen pero no dicen ni gracias al Imperio que recientemente aprueba un aporte de 16 millones de dólares que ahora llega a 21 millones si sumamos los aportes del 2017.

Ha llegado el momento de ejercer la diplomacia, no para insultar ni expulsar embajadores, ha llegado el momento de escoger a los mejores negociadores para que, muy humildemente, busquen la mayor ayuda posible para nuestros errantes compatriotas esos que ya superan a los 2 millones en todo el mundo, 700 mil en Colombia, 100 mil en Ecuador, 60 mil en Brasil, 200  mil en España, 50 mil en Italia otros tantos en Portugal, Aruba y Curazao. Programas como la Organización Mundial para las Migraciones ya han presupuestado más de 40 millones de dólares para asistir a esta diáspora y los países receptores de la región.

Es el momento de solicitar a los gobiernos de las naciones que hoy reciben a nuestros hermanos que faciliten el ingreso e inserción a sus sociedades tal como nuestro país lo hizo en el no tan distante pasado. Pidamos ayuda pues no se trata de otra cosa más que de ayuda humanitaria.

A los enajenados sólo les podemos reclamar un gramo de compasión para que faciliten esa ayuda humanitaria que muchos están dispuestos a dar pero ello sólo se vanaglorian al impedirla.

: Solicitud de convocatoria a un Referéndum Consultivo

Caracas,  12 de Abril de 2018


Ciudadanos
Presidente y demás Diputados que integran la
Junta Directiva de la Asamblea Nacional
Su Despacho.
 

Asunto: La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo
Solicitud de convocatoria a un Referéndum Consultivo


Honorables Diputados:

Con el debido respeto nos dirigimos nuevamente a ustedes, en su condición de representantes de la Soberanía Popular, que en el pueblo reside intransferiblemente, en momentos en que la Nación lucha por su existencia libre y soberana, al todavía ser víctima de una tiranía que la ha secuestrado y puesta a disposición de los más nefastos intereses nacionales y foráneos; de un estado fallido, signado por una inhumana e injusta crisis humanitaria, una población aceleradamente empobrecida, en estado de subsistencia y de una penosa diáspora de más de 4 millones de venezolanos en busca de mejores condiciones de vida.

Frente a esta dolorosa tragedia nacional, por ustedes conocida, y ante los fallidos desencuentros de los sectores políticos agrupados o no, en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD),  con fecha 25 de mayo del 2017,  la Alianza Nacional Constituyente (ANCO),  hizo formal solicitud de que se acudiera al Pueblo Soberano, bajo la consigna “El Pueblo debe ser consultado ya”,  solicitud que ustedes acogieron  y culminó con la Consulta Popular, del 16 Julio del 2017, sin que a la fecha se haya dado respuesta efectiva al mandato por ustedes solicitado y que  más de 7,6 millones de voluntades les otorgo; permitiéndole  al régimen,  seguir concretando su propósito hegemónico totalitario, procediendo  el 30 de Julio al “nombramiento” de una  ilegitima  Asamblea Nacional Constituyente y posteriormente el 15 de octubre y 10 de diciembre propino un abierto y descarado despojo a la voluntad popular, por  intermedio de su  órgano auxiliar, el CNE, en las elecciones para gobernadores y alcaldes respectivamente.

Con fecha 6 de noviembre del 2017, sin  haberse realizado las elecciones de Alcaldes celebradas el 10 de diciembre con peores resultados fraudulentos, nos dirigimos a ustedes (copia anexa) para formalmente expresarles, y ahora nuevamente ratificarles, lo que es una realidad  evidente y grave que la gran mayoría nacional acepta, señalándoles que: como demócratas creemos que la vía electoral legítimamente asumida para pretender resolver esta caótica situación, no es suficiente,  ni menos definitiva  y  luce absolutamente fracasada ante el talante de la tiranía, el país apremia y exige de cambios sustanciales y radicales, que van más allá de la sustitución de unos funcionarios por otros y de una vía electoral permanentemente  sometida a un fraude continuado  por parte del régimen  cuya última manifestación,  fueron los resultados de  los comicios del 15 de octubre, sometidos a aberrantes condiciones  que violan la voluntad popular o como la espuria y fraudulenta convocatoria y elección de una ilegitima, ilegal e inconstitucional  Asamblea Nacional Constituyente, desde donde se gobierna, usurpan funciones y se cometen toda clase  de tropelías violatorias del espíritu y razón que debe caracterizar a una democracia de respeto supremo al pueblo, en quien reposa intransferiblemente la soberanía y  es depositario del Poder Originario, Art. 5 y 347 constitucionales, y a la misma constitución, con el despropósito de eternizarse en el poder.Señalamiento, señores diputados, que no se le ha dado una respuesta unitaria e institucional para abolir definitivamente este grave mal que aqueja a la nación  y con el que aún están en deuda con el pueblo.

Sin embargo, se insistió por parte de algunos factores en dar continuidad a un “dialogo igualmente fraudulento”, desconocido por el país y la comunidad internacional, que solo beneficia el objetivo del régimen de  ganar tiempo en su propósito hegemónico y presentarse como demócrata, que solo incautos o interesados en beneficios particulares o de otra índole, menos los de la nación,  pueden  creer en él después de los dramáticos y dolorosos antecedentes de los que viene siendo víctima Venezuela.

No podemos permitirnos, seguir  insistiendo con acciones propias de procedimientos democráticos, fallidos, negándonos a aceptar tercamente, que estamos ante un régimen que mediante el  populismo y el electoralismo “ganan elecciones”,  toman el poder,  y con las mismas herramientas democráticas  la destrozan  y  secuestran al país. Se consolidan  mediante la corrupción, la represión, la impunidad  y violación de derechos humanos y políticos, promoviendo nuevas constituciones,  leyes, liquidan la separación de poderes y ponen la institucionalidad del país a su servicio y del crimen organizado, expandiendo este despropósito por América  y otros continentes, bajo diversas formas de actuación y financiamientos de expansión, organización y control de instituciones internacionales.

Los venezolanos hemos resistido y seguiremos resistiendo firmemente a ello, a costa de muchas vidas y sufrimientos de todo tipo, por lo que, desde la Alianza Nacional Constituyente (ANCO)les planteamos, una vez más, la impostergable, inmediata y definitiva disposición de acudir a la Soberanía Popular y su Poder Originario, que reside y es depositario el pueblo venezolano que clama por una solución profunda y radical al mal que aqueja la nación, y en ese sentido formalmente volvemos a acudir a ustedes para que procedan, haciendo nuestro el Soberano Mandato expresado en la Consulta Popular  el pasado 16 de julio,  a la Convocatoria a un  Referendo Consultivo, de acuerdo con  en el Art. 71 de la Constitución vigente, que establece: las materias deespecial trascendencia nacional podrán ser sometidas Referendo Consultivopor acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral. Debe ser el pueblo en ejercicio de su soberanía y con el carácter  intransferible e indelegable de la misma, quien decida lo concerniente a esta situación, al presente y futuro del país,  y más aún,  como depositario del poder originario, pueblo que sufre y padece la gravísima crisis que  Venezuela vive, a quien necesariamente debe ser suficientemente consultado en referendo para que sea él, quien dé  la solución que más convenga al alto interés nacional, sin que medie en este propósito arreglos o acuerdos distintos al interés del País y la Democracia, contando además, con el firme y decidido apoyo de la Comunidad Internacional, cada vez más acuciosa de la situación venezolana, que de manera firma y categórica dirige su accionar hacia el restablecimiento de  la justicia,  la libertad y la democracia en Venezuela.Todo ello, acogidos legítimamente al mandato constitucional establecido en el art.333: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogado por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.”

Considera la Alianza Nacional Constituyente (ANCO), que la reciente decisión, tomada por el Tribunal Supremo de Justicia Legitimo, por ustedes designado,  en su argumentación  jurídica y políticalos condujo a dejar sin efecto legal alguno a la Asamblea Nacional Constituyente  convocada por el jefe de gobierno el 30 de julio del presente, sus decisiones  y todos los instrumentos y accionar ilegal. Argumentación adicional que abunda y refuerza nuestro propósito de desconocer la convocatoria ilegitima de la espuria Asamblea Constituyente a Elecciones para el próximo 20 de Mayo y a solicitar a ustedes la convocatoria al referido Referendo Consultivo antes de la citada fecha, sin tener que acudir a la recolección del 10% de las firmas establecidas en el art. 71,  lo que igualmente estamos dispuestos a implementar y hacer,  de no tener una respuesta oportuna y adecuada a la presente solicitud.

En tal sentido la Alianza Nacional Constituyente (ANCO), solicita a la Asamblea Nacional activar de inmediato el Artículo 71 constitucional, con el voto de la mayoría simple de sus integrantes, a los fines de  realizar de inmediato un Referendo Consultivo, en los mismos términos en los que se realizó la Consulta Popular el pasado 16 de Julio de 2017, donde la ciudadanía organizó y escrutó la decisión del pueblo soberano, sin la participación del Consejo Nacional Electoral (CNE). En este sentido y dada la gravedad de la situación nacional, solicitamos formalmente a esa Honorable Cámara de Diputados que sea consultado inmediatamente al pueblo de Venezuela en los siguientes términos:

1.- ¿Aprueba Ud. el restablecimiento de la democracia y la libertad en Venezuela, en el marco del respeto a los Derechos Humanos universalmente reconocidos?

2.- ¿Aprueba Ud. permitir la inmediata apertura de los canales de ayuda humanitaria, con el fin de dar asistencia en alimentos y medicinas al pueblo de Venezuela, bajo la supervisión de las Iglesias y Organizaciones de Derechos Humanos del país y que se proceda de inmediato a ordenar la libertad plena y el sobreseimiento de los procesos y medidas en contra de los enjuiciados y perseguidos políticos?

3.- ¿Aprueba Ud. desconocer y en consecuencia considerar disuelta la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente instalada por el gobierno y nulas todas sus actuaciones?

4.- ¿Aprueba Ud. convocar una legítima Asamblea Nacional Constituyente Originaria por Iniciativa Popular, con Bases Comiciales que  incorporen proporcionalmente la más amplia  representación ciudadana con principios rectores dignos y justos? (*)

5.- ¿Aprueba Ud. autorizar que la Asamblea Nacional Constituyente Originaria designe, de entre sus miembros electos,  una Junta de Gobierno de Transición de Unidad Nacional hasta la aprobación de una nueva Constitución?

6.- ¿Aprueba Ud. respaldar a  la comunidad internacional (OEA, ONU, Unión Europea, Estado Vaticano, Grupo de Lima, Parlamento Europeo, Ex Presidentes de IDEA) y demás países y organizaciones, en su determinación de ayudar al pueblo venezolano en su heroica lucha por el rescate de la libertad y aprobar su correspondiente apoyo a las acciones que se deriven de esta Consulta Popular?

7.- ¿Aprueba Ud. exigir a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional que, de acuerdo  a la Constitución y las leyes, den su apoyo al proceso y resultado de esta Consulta Popular?

(*) Las Bases Comiciales serán redactadas en los siguientes quince (15) días de la aprobación de la Consulta por una Comisión Electoral Especial de cinco (5) miembros, integrada por sectores representativos de la Sociedad Civil, y designada por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), en consulta con las Iglesias de Venezuela, y procurará la asistencia técnica pertinente y la participación ciudadana abierta y democrática en la toma de sus decisiones. Esta Comisión Electoral Especial determinará la fecha de la elección de los Constituyentes y la organización de los aspectos materiales del proceso electoral Constituyente, y se regirá por los siguientes principios rectores:
 

  • Un nuevo Consejo Electoral Constituyente independiente como ente rector del proceso que dicte las normas, adopte las medidas y garantice la transparencia del proceso de elección de los Ciudadanos Constituyentes y cuyos miembros (en número impar) sean venezolanos de reconocida trayectoria ciudadana, representativos de los diversos sectores del pueblo, sin poder estos ser candidatos a Constituyentes de la Asamblea Nacional Constituyente convocada;
  • Un sistema de elección de los Ciudadanos Constituyentes mediante votación libre, universal, directa y secreta, y que garantice la personalización del sufragio, la representación proporcional, el pluralismo político y un sistema de votación Manual;
  • Un sistema electoral nominal proporcional de listas abiertas, con representación institucional de la sociedad civil, partidos políticos y otros grupos de electores;
  • Un sistema de consultas populares vinculantes para asuntos de especial trascendencia nacional, regional y municipal;
  • Periodo máximo de un año de duración de la Asamblea Constituyente Originaria y para la consulta popular para aprobar la nueva constitución.

Se debe convocar al Pueblo Soberano agotando todas las vías constitucionales posibles (Artículos 2, 3,  5, 7, 19, 70, 71, 333, 347, 348 y 350). Por las razones constitucionales y políticas antes señaladas, y como consecuencia del fraude electoral evidente y continuado perpetrado por el gobierno a la población en los procesos electorales celebrados en el 2017,  el país se encuentra sumido en el desconcierto y la desesperanza. Corresponde entonces a la Asamblea Nacional, quien ejerce indirecta y transitoriamente la soberanía que reside en el pueblo, de quien depende y se debe su vigencia, acudir al Pueblo Soberano para  Consultarle y recibir de él su Voluntad y Mandato para que decida el destino de la Nación.
 

¡Consultemos al Pueblo Soberano quien tendrá al final la última palabra!

 “En una palabra, mi querido general, yo no conozco más partido de salud, que el de devolver al pueblo su soberanía primitiva para que rehaga su pacto social. Vd. dirá que esto no es legítimo: y yo, a la verdad, no entiendo qué delito se comete en ocurrir a la fuente de las leyes para que remedie un mal que es del pueblo y que sólo el pueblo conoce. Digo francamente que si esto no es legítimo, será necesario a lo menos, y, por lo mismo, superior a toda ley: pero más que todo es eminentemente popular, y, por lo mismo, muy propio de una república eminentemente democrática.”

Simón Bolívar
Carta dirigida a Santander,  Octubre de 1826


Por la Alianza Nacional Constituyente (ANCO),

Muy Atentamente,

Enrique Colmenares Finol
Coordinador Nacional

INMOLACIÓN POLÍTICA por Luis Manuel Aguana

 
English versión
 
En mi pasada nota (ver Enjuiciemos nosotros a Maduro, en http://ticsddhh.blogspot.com/2018/04/enjuiciemos-nosotros-maduro.html) hice mención que en lo personal no creía que los ciudadanos diputados de la Asamblea Nacional se inmolaran para aprobar el enjuiciamiento de Nicolás Maduro. Me atreví a utilizar el término “inmolar” en su 3ra acepción (DRAE, 3. Prnl. Dar la vida, la hacienda, el reposo, etc., en provecho u honor de alguien o algo) porque creí –y aun creo- que todavía no se han inmolado porque este capítulo no está cerrado para la Asamblea Nacional.
 
Efectivamente votaron a favor del enjuiciamiento, pero serán ellos los que al final del camino deberían designar un gobierno de transición luego que el TSJ legítimo determine una sentencia definitiva en contra del presunto delincuente que desgobierna Venezuela. ¿Darán finalmente estos diputados la vida, la hacienda, el reposo, etc., en honor de salir del desgobierno de Maduro? Insisto, si no lo hicieron el 17J, algunos venezolanos tenemos dudas razonables de que lo hagan en un futuro previsible. Sin embargo, como dice el dicho: por sus obras los conoceréis. Este fue un buen comienzo para ese duro camino que no termina con esa votación sino que precisamente comienza con ella.
 
Algunos amigos me han reclamado la poca fe que manifesté en los diputados de la Asamblea Nacional y que en cierta medida les debía una nota en descargo por la actitud de haber asistido en forma masiva a votar a favor del antejuicio en la Asamblea Nacional. No tengo problemas en aceptar la validez de ese reclamo pero aun no me siento satisfecho porque a ese hecho le falta mucho para cubrir todos los pendientes y las expectativas de una población que depositó toda su esperanza en una Asamblea Nacional votada de manera masiva en diciembre de 2015 (con diputados completamente desconocidos electos por tsunami de votos), para lograr una solución del problema político del país desde el 5 de enero de 2016.
 
A una distancia de más de dos años, decenas muertes y una hiperinflación que ha arruinado a los venezolanos, el país nacional hubiera tirado la toalla de forma definitiva con los partidos y dirigentes políticos que han manejado los destinos opositores si no hubieran hecho lo que todo el mundo esperaba de ellos. Ningún diputado hubiera podido almorzar tranquilo en la más mínima taguara del país de no haberse producido esa votación aprobando el antejuicio de Maduro.
 
Y como mi duda era -y todavía sigue siendo- razonable, por eso les propuse una salida honorable con una Consulta Popular, por la cual la Alianza Nacional Constituyente-ANCO todavía apuesta como solución integral al problema político del país, como de nuevo se lo hicimos saber oficialmente a la Asamblea Nacional y a todos los venezolanos (ver Carta a la Asamblea Nacional 16-04-2018: Solicitud de Convocatoria a un Referéndum Consultivo, en http://ancoficial.blogspot.com/2018/04/carta-la-asamblea-nacional-16-04-2018.html y ANCO-Nota de Prensa 19 de abril: Agenda Alternativa para Venezuela, en http://ancoficial.blogspot.com/2018/04/anco-nota-de-prensa-19-de-abril-agenda.html).
 
Aun así, no dejo de tener esperanzas. La inmolación política todavía puede ser una solución, si los ciudadanos diputados, no pensando en su destino y ambiciones personales –por lo demás completamente válidas- , sino en el destino de este país, terminan lo que comenzaron con esa votación mayoritaria del 17 de abril. Esto es, cumplir con la sentencia previsible que el TSJ legítimo dicte condenando a Nicolás Maduro Moros, y nombrando un gobierno de transición a pesar de todas las amenazas en contra de su integridad personal.
 
Eso es lo que pido, es lo que exijo como venezolano. Comenzaron el 5 de julio de 2017 convocando a una Consulta Popular el 16 de Julio de 2017 y al tener masivamente el respaldo popular el 17J, no cumplieron lo que el soberano les ordenó. Mataron al tigre y le tuvieron miedo al cuero. En esta oportunidad exijo que sea diferente y no pase que luego de haber autorizado el proceso de enjuiciamiento al presunto delincuente de Miraflores se crean que el problema termino allí. Tendrán que asumir con nosotros el compromiso de terminarlo.
 
Se aplica el término “inmolación política” a un dirigente político “…con ideales nacionalistas exacerbados incrementados por el apoyo popular. Luchador idealista que intentará imponer sus ideales y pondrá en riesgo su salud, a corto o mediano plazo debido a su profunda dedicación. Una minoría de seguidores de este líder político notarán la pérdida de facultades físicas, pero el grado de convencimiento que transmite este líder será de tal magnitud que a muchos no les permitirá ver la realidad por el fanatismo que ha logrado cultivar en ellos; todo lo contrario, será visto como un dios debido a las comparaciones que realizará a lo largo de su trayectoria …” (ver Wikipedia, Inmolación Política, en https://es.wikipedia.org/wiki/Inmolaci%C3%B3n).
 
Los venezolanos esperamos, más aun, necesitamos, que los diputados de esa Asamblea Nacional sean de esa catadura descrita, capaces de inmolarse políticamente por el país. A pesar de todas las contradicciones de nuestros diputados hay que reconocer que dieron conjuntamente un paso muy importante y en la dirección correcta para comenzar a resolver el problema político de Venezuela, pero hace falta todavía muchísimo más. Cuando Venezuela eligió el 6 de Diciembre de 2015 a esos representantes puso en ellos una confianza que, de acuerdo a los hechos de estos dos últimos años, algunos todavía no han internalizado de manera apropiada, al punto de no haberse percatado de la inmensa responsabilidad de lo que esa representación conlleva en esta hora menguada y oscura de Venezuela.
 
La responsabilidad oficial que ellos tienen de ser representantes de la legítima soberanía popular va a ser puesta a prueba duramente muy pronto, al punto que les será exigido “Dar la vida, la hacienda, el reposo, etc., en provecho u honor” de Venezuela. Ojalá que hagan honor a la historia que el Congreso de Venezuela ha tenido en otras épocas igualmente convulsas de nuestro país, como cuando Fermín Toro no se dejó someter por el gobierno siendo Diputado en 1848. Esa es la catadura que Venezuela necesita ahora de sus diputados. Si no la tienen, la Patria duramente se los demandará…
 
Caracas, 19 de Abril de 2018
 
Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: luismanuel.aguana@gmail.com
Twitter:@laguana

martes, 17 de abril de 2018

PETRÓLEO AMARGO Eddie A. Ramírez S.


  
Arroz amargo es una película de 1949  que  en ese entonces impresionó a mi amigo  Antonio, quien pasó muchas noches de insomnio pensando en la  despampanante Silvana Mangano.  La trama versa sobre la explotación de los trabajadores contratados para el cultivo del arroz y la corrupción.  
Para los expertos  no existe el petróleo  amargo, sino el gas amargo, pero en el caso de Venezuela el llamado oro negro ha resultado amargo. 

No  logró desarrollar al país, tampoco  a la propia industria petrolera y  en en los últimos dieciséis  años  se derrumbó su producción y procesamiento y ha sido fuente de corrupción. 
La historia del petróleo en Venezuela puede dividirse en cuatro etapas. La primera abarca desde 1878 con la creación de la Petrolia del Táchira, que operó  hasta 1934. Posteriormente llegaron las grandes transnacionales, las cuales se aprovecharon del corrupto  Juan Vicente Gómezy de su entorno para caribearnos. Esta etapa finalizó con la Ley de Hidrocarburos de  1943, que limitó  los abusos de esas compañías.  
La segunda etapa va desde 1944 hasta la estatización en 1975. Las  compañías lograron colocar a nuestro país como el segundo productor mundial de petróleo y el primer exportador. El gobierno elevó los impuestos y   para defender nuestros intereses, Venezuela fue promotor  fundamental   de la OPEP en 1960. En ese entonces nuestro aporte era el 36 % de la producción de  esa organización.  Venezuela tuvo un crecimiento espectacular, pero no logró diversificar su economía y un elevado porcentaje de la población permaneció en la pobreza. 
La tercera etapa va desde 1976 fecha en la que los venezolanos asumieron la conducción de esta industria, hasta finales del  2002. Ante la inminente estatización, las trasnacionales,  redujeron  la inversión y el mantenimiento, pero  formaron personal venezolano. 

Lógicamente, en esos primeros años declinó la producción. Ante las limitaciones para realizar las inversiones,  Pdvsa creó, con la aprobación del Congreso Nacional,  Convenios Operativos, Asociaciones Estratégicas e  Inversión a Riesgo y Ganancias Compartidas, y con el concurso de empresas privadas  logró producir 1.100.000 b/d adicionales, que de otra manera hubiesen permanecido bajo tierra. 

La producción en el año 2001 fue de 3.094.000 b/d de crudo y 173.000b/d de líquidos del gas natural y el número de trabajadores era de 69.284, de los cuales 40.955 propios y 28.329 contratados. Es decir que cada trabajador producía 47,1 b/d. La deuda financiera era de 7.500 millones de dólares.  Para garantizar el mercado se adquirieron total o parcialmente 18 refinerías en el exterior. Pdvsa era dueña de una capacidad de procesamiento internacional  de 1.952.000 b/d.  

El gran error fue dilapidar los ingresos y limitar la producción, lo cual nos dejó rezagados y con amarguras.   

La cuarta etapa se inició en  el 2003, después del  despido ilegal de casi 23.000 trabajadores, del ingreso de activistas políticos y de la designación de directores y gerentes sin méritos.   Las cifras son elocuentes. La producción de crudo a marzo de este año, consignada en el Monthly Oil Market Report de la OPEP, fue de solo 1.488.000 b/d. O sea que apenas producimos el 4,6% del total  de la OPEP y en latinoamérica estamos detrás de  Brasil y México. 

El número de trabajadores  reportado en el último Informe Anual de Pdvsa del 2016, es de 164.370, de los cuales 133.327 laboran en actividades petroleras (110.648 propios y 22.679 contratados) y 31.043 están en actividades no petroleras. Es decir que cada trabajador está produciendo solo  nueve barriles por día. Pdvsa explota a sus trabajadores al no velar por la seguridad de las operaciones, lo cual ha ocasionado  gran número de accidentes. El propio expresidente Del Pino declaró que se había descuidado el mantenimiento.
En cuanto a refinación,  Pdvsa decidió que era preferible vender 10 refinerías en Estados Unidos y en Europa y adquirir tres,  en Cuba, Jamaica y República Dominicana. Hoy solo contamos con una capacidad de refinación de 869.000 b/d. Es decir que perdimos 1.085.000 b/d de capacidad de refinación, o sea de colocación de nuestros crudos en el exterior, además de la posibilidad de procesar mucho más  si se lograba  acuerdos con los socios. Recientemente Cuba se apoderó de nuestra participación en la refinería de Cienfuegos.  
Según US Energy Information Administration, en el año 2017 Venezuela importó de Estados Unidos 28.259.000 barriles de productos refinados, de los cuales 6.322.000 barriles fueron de  gasolina y 6.426.000 barriles  de diesel. El resto fue de diferentes productos.  No disponemos de cifras de importaciones de petróleo liviano, ni de combustibles procedentes de otros países.  La deuda financiera de Pdvsa al  2016 era de 41 millones de dólares. Además, hay que agregar la deuda que tiene con el Banco Central y con proveedores. Por apropiarse de parte de la cosecha petrolera  hay tres expresidentes y unos 60 gerentes indiciados por corrupción.  

El petróleo pudo ser nuestro instrumento de desarrollo. Políticas equivocadas  produjeron  resultados amargos. 

Como (había) en botica: La Declaración de los principales 16 países de América afirmando que sin condiciones justas las elecciones “carecerán de legitimidad y credibilidad”, debería  hacer rectificar a Henry Falcón. La Asamblea debe autorizar el juicio a Maduro ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados! 

 eddiearamirez@hotmail.com  17/04/18 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

ENJUICIEMOS NOSOTROS A MADURO por Luis Manuel Aguana

Luis Manuel Aguana
English versión

Los ojos del mundo están de nuevo sobre la Asamblea Nacional de Venezuela a la espera de su decisión en relación a la solicitud del enjuiciamiento de Nicolás Maduro Moros realizada por el TSJ que ellos mismos nombraron.

Tengo la misma inquietud de todo el mundo porque tengo la desagradable impresión que si los diputados no actuaron como lo esperaba el pueblo de Venezuela el 16J, luego de la fulminante votación y mandato a quienes nos representan, entonces ¿cómo podríamos esperar que fuera diferente en esta ocasión?

Sin embargo, las cosas son diferentes ahora. En este momento y particularmente después del 30 de julio de 2017, cuando el régimen ignorando la decisión del pueblo de rechazar una Constituyente no nacida de la soberanía popular el 16J, se montó sobre la Asamblea Nacional cercenando sus atribuciones constitucionales, y convirtiendo a los diputados electos legítimamente por el pueblo el 6 de diciembre de 2015, en barajitas desechables a las que persigue a su antojo.

Por más que la Asamblea Nacional se haya tratado de imponer sobre el mamotreto electo por Nicolás Maduro el 30 de Julio de 2017, prácticamente el Poder Legislativo del país ha sido anulado por el super poder de la Asamblea Constituyente de Maduro conducida por Delcy Rodríguez. Y aunque la Asamblea Nacional formalmente existe, en la práctica es una entelequia en vías de extinción definitiva por parte de la dictadura, aguardando su sentencia de muerte en un calabozo. Esa sentencia se hará efectiva cuando esa Constituyente inconstitucional imponga su desaparición con una nueva Constitución que se está terminando de cocinar en Cuba.

De modo que los diputados no están en la misma disyuntiva del 17J-2017 cuando el día anterior tenían el respaldo pleno del pueblo de Venezuela en una Consulta Popular. No. Ahora son prisioneros de un régimen que los amenaza abiertamente, con lo cual tomar una decisión a favor de enjuiciar la cabeza de todo este tinglado delincuencial tiene una connotación diferente que cuando pudieron hacer algo con el respaldo político más grande que se haya tenido en Venezuela.

En lo personal no creo que se inmolen y más abajo les explicaré porqué. Ya comenzó la controversia legal acerca de cuantos diputados son necesarios para autorizar el enjuiciamiento de Maduro. Algunos dicen que se requieren los 2/3 de los miembros como lo indica el Art. 110 de la Ley del TSJ, y otros dicen que no porque la Constitución, la ley superior, no lo indica. No entraré en esa discusión legal que al final es política. Si la Asamblea decide autorizar el enjuiciamiento de Maduro no será porque los pare eso. Lo legal siempre ha entrado después de lo político e invariablemente habrá una justificación legal que acompañe esa decisión.

Pero hay un aspecto por el que pocos se pasean. ¿Está esa Asamblea Nacional en condiciones para tomar esa decisión? Yo creo que no. Es como si se le pidiera a un preso o secuestrado que tomara una decisión en contra de su carcelero o secuestrador. ¿Podrá hacerlo libre de conciencia a sabiendas que puede ser torturado o perseguido por su secuestrador si no vota conforme a sus deseos? Esto sin contar con aquellos que son comprados por el secuestrador y que no cuento porque espero que sean casos aislados (recuerden que me enterraran en urna blanca).

La situación de los partidos opositores en la Asamblea Nacional no es tampoco la más prometedora. Muchos diputados se han apartado de sus partidos y formado nuevas fracciones políticas, una de ellas justamente en ocasión de lo ocurrido el 16 de julio de 2017. El caso reciente de la división del partido UNT con la nueva fracción parlamentaria denominada Prociudadanos es otro ejemplo de la atomización opositora en la Asamblea Nacional. El conglomerado actual de los diputados opositores no muestra por ningún lado esa unidad de diciembre de 2015, y por supuesto diferentes intereses. Muchos de ellos apoyan ir a elecciones con el gobierno el 20 de Mayo y es posible que ni siquiera les convenga, ni a ellos ni a sus partidos, el enjuiciamiento de Nicolás Maduro.

En tal sentido, si estamos hablando de una decisión que compromete el futuro de todos los venezolanos, ¿no deberíamos nosotros tomar esa decisión? ¿No debería la Asamblea Nacional, conociendo la situación política en la que se encuentra, apartarse y dejar que los venezolanos decidamos que hacer con Nicolás Maduro Moros en una Consulta Popular?

Pero eso tal vez sea pedir demasiado. O tal vez no. Quizás la solución de compromiso para ellos, sin que se vean expuestos al repudio generalizado de la población por no hacer lo que corresponde hacer, que no es otra cosa que autorizar el enjuiciamiento de Nicolás Maduro por un caso de corrupción generalizada, como lo es el caso de la Constructora Norberto Odebrecht y que ya llevo a prisión a un ex presidente en Brasil, sea que el pueblo de Venezuela lo decida. Que no sean los diputados sino sus mandantes quienes tomemos esa decisión. Enjuiciemos nosotros a Maduro.

Ciudadanos Diputados: dejen que el pueblo de Venezuela autorice el enjuiciamiento de Nicolás Maduro Moros. Dejen que el espíritu del 19 de abril de 1810 renazca en Venezuela cuando el pueblo decidió el destino del Capitán General de Venezuela, Don Vicente Emparan. Tal vez eso sea el inicio del cambio que hace falta, tal y como ocurrió con nuestra Declaración de Independencia y la promulgación de nuestra primera Constitución…

 
Caracas, 16 de Abril de 2018
 
Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: luismanuel.aguana@gmail.com
Twitter:@laguana

¿SER O NO SER? ¿VOTAR O NO VOTAR? Egildo Luján Nava


Formato del Futuro… 

Los ciudadanos venezolanos que afirman  tener a su alcance legal la posibilidad de votar en su país, se plantean, sin embargo, si es o no procedente hacerlo. También por qué y para qué.  Y la respuesta que cada quien se da, es casi la misma: cual sea la decisión final, el hecho es que a los votantes les llegó el momento de amarrarse bien los pantalones. Porque, con medias tintas y pasos en falso,  no es posible sacar a la nación de la tragedia que vive y que insiste en abrirle brechas a las complicaciones.

Ya lo relevante e importante no es que la gente esté cansada de protestar y de denunciar; tampoco de acusar y de demostrar abusos y atropellos. Inclusive, de poner al alcance de todos la prueba de que en Venezuela hay hambre y ruina, además de atropellos. Por el contrario, la población está consciente de la gravísima situación del país; y eso incluye el doloroso hecho de que  ya se calcula que 1/6 de la población se fue  del sitio en donde vino al mundo, en procura de mejores oportunidades individuales y familiares, y hasta profesionales, en muchos casos.

En fin, los retos son innumerables y cada uno más exigente que el otro, como el comprometedor planteamiento de que hay que decidir entre querer ser venezolanos o no. ¿Y llega hasta allí?. Sí. Porque las demandas de los hechos ponen sobre el tapete la exigente precisión relacionada con el exhorto a demostrar  si hay disposición a defender la Patria, o si, por el contrario, se  continúa aceptando sumisamente la libre e impune violación de los derechos ciudadanos, a la vez que la diáspora sigue su trabajo de mermar el volumen poblacional. En todo caso, la historia es rica y valiosa para ofrecer ejemplos que hagan posible la necesaria ayuda dirigida a lo impostergable: a decidir.

Sin duda alguna, el caso referencial que tienen todos los latinoamericanos al alcance de sus manos, es el que se suscitó hace 60 años en Cuba. Entonces,  se presentó una situación como la venezolana, atada a lo que se dijo entonces que era una "revolución" o un proceso político dirigido a reivindicar los derechos del pueblo.

0tros han sido los casos emblemáticos en distintas partes del mundo. Pero ya no en coincidencia con sus motivaciones, sino con su conclusión o sustitución Esta  ha demostrado, una y otra vez, que ninguna de las citadas “revoluciones” ha sido reemplazada en el ejercicio del poder por la  vía democrática. Sin excepción, han sido sustituidas entre convulsiones sociales, mucho dolor y dejando al país entre ruinas y destrucción.

El caso Venezuela ya es hoy un tema de preocupación mundial. Forma parte de las agendas de países y gobiernos vecinos. Figura en el grupo de naciones capaz de saberse involucrar en las diatriba política de poderosas naciones; entre  situaciones que ubican al país fuera de su contexto, para hacerse sentir en el complejo mundo político internacional.  En muchos casos, lo hace  asumiendo altos costos económicos y sociales que después, como siempre sucede en circunstancias parecidas, las imputa tranquilamente a su población.

Es verdad, a nivel bélico, el país sólo califica como componente de las ligas menores. No obstante, ante esa aparente debilidad, apela a las ventajas de su posición geográfica estratégica, mientras presume de su importante utilidad para  ser utilizada como cabeza de playa, para cualquier potencia o grupo de ellas interesadas en utilizarla como punto de penetración y de avanzada en el continente americano.

Los venezolanos han tenido y vivido múltiples desencuentros histórico internos, graves y con pérdida de muchas vidas. Eso ha sucedido en cruentas luchas, como  en batallas épicas concebidas para alcanzar su libertad e independencia, también  fuera de las fronteras liberando a países que luego pasaron a integrar la hermandad regional. Y eso, como era de esperar, ha hecho posible la formación de  un arraigado concepto de venezolanidad, que su ciudadanía ha honrado con orgullo, además de un patrimonio lo suficientemente indiscutible, como para ser firmes creyentes en la democracia, en la justicia y en el respeto ciudadano.

No obstante, no son compatibles estos antecedentes con el presente nacional.

Porque Venezuela, innegablemente, vive una situación engorrosa y complicada. Tanto -y de tal magnitud- como para que los países vecinos se sienten afectados por la migración en masa de connacionales, invadiendo sus fronteras, y creándoles dramáticos problemas económicos y sociales. Para dichas naciones,  el cuadro es dramático: hambre y escasez, además de una permanente afectación de poblaciones enteras, que hoy sienten y viven el deterioro acelerado de su calidad de vida de su población. Tal es la dimensión de lo que está planteado, especialmente en las zonas fronterizas, que  las encuestas locales arrojan en sus múltiples sondeos  que más del 80 % de sus ciudadanos alegan sentirse mal, con perspectivas para avanzar hacia peores situaciones. Mientras tanto, los venezolanos, forzados a estar allí y en esas condiciones, argumentan que la razón de su permanencia en rol de invasores, es provocado por su actual Gobierno, el gran promotor y dinamizador de la crisis venezolana.

Este cuadro, definitivamente trágico y dantesco, ha generado como consecuencia un repudio  general al gobierno venezolano, Y lo ha hecho sentir  una gran parte de las naciones vecinas, como las organizaciones internacionales responsables de hacerle seguimiento. Algunas de las primeras han propuesto y hasta adoptado sanciones directamente a personeros oficiales y al propio Estado, en ciertas circunstancias. Las otras, mientras tanto, apuestan por la posibilidad de que el país sede de la dura realidad, que incluye la violenta expansión de la violencia humana que significa la escasez de alimentos y de medicinas, abogan por comprensión y aceptación gubernamental. No obstante, la resistencia gubernamental venezolana a admitir dichas posibilidades, es la obvia causa que, en el fondo, flexibiliza el tratamiento a la migración, que comienza a ser calificada de refugiados políticos.

Recientemente, el legítimo Tribunal Supremo de Justicia con sede accidental en el exterior, aceptó de la Fiscal General de la Republica en el exilio una demanda penal contra el Presidente de la Republica.  También le solicitó a la Asamblea Nacional la autorización de acuerdo para que, con base en la vigente Constitución de la República, se procediera a enjuiciar al Jefe de Estado por haber sido señalado como beneficiario de supuestos delitos relacionados con los pagos efectuados por la compañía brasileña Odebrech a varios funcionarios en distintos países, con el fin de favorecerlos por autorizar la ejecución de obras y, en ciertos casos, para compensarles con beneficios adicionales relacionados con lucrativos contratos.  

De favorecer la Asamblea Nacional la autorización del citado juicio, el Tribunal ordenaría la detención del Presidente de la Republica y la separación inmediata del cargo. Para quienes le hacen seguimiento y evaluación política a lo que está planteado, ante dicha situación, procede el peso del refranero, por aquello de que   "del dicho al hecho hay mucho trecho". No obstante, se abrigan expectativas alrededor de los alcances ciertos de que ante dicha situación, el tiempo hablará y ofrecerá los resultados que correspondan para que se haga presente algún resultado.

Lo cierto es que todas estas circunstancias han creado una gran desconfianza, temores y angustias en la ciudadanía que está dispuesta a votar. Porque lo sorprendente es que se insista en celebrar unos comicios presidenciales el venidero 20 de mayo, a sabiendas de que se estaría en presencia de un evento electoral que, a poco menos de 30 días de su celebración, no termina de liberarse de las dudas predominantes en torno a la figura de un competidor, en este caso, de quien opta por una reelección.

Las encuestas revelan que la mayoría se abstendrá de votar, y que asumirá dicha actitud por dudar del ente electoral, como de la pulcritud del proceso, incluyendo sus resultados. Adicionalmente, un respetable número de países también ha dicho que desconoce el evento, no acepta anticipadamente los resultados y, por lo tanto, no reconocerá los resultados reeleccionistas, al calificarlo de fraudulento.  

Y ante ese patético escenario que sobrecarga tales comicios de incertidumbre, por supuesto, no pareciera propicio realizar un evento electoral en el que, además, se dan cita  candidatos de oposición impedidos oficialmente de concurrir como tal, al igual que aparecen ausentes los principales partidos opositores, excluidos por los más inverosímiles argumentos.

La curiosa intención legitimadora de la reelección, sin duda alguna, no conduce a ningún resultado que reafirme la seriedad del procedimiento. Y su primera fragilidad  está relacionada con el sistema que se empleó desde las instancias oficiales, para que fuera la Asamblea Nacional Constituyente la que adoptara una decisión que no le correspondía constitucionalmente.

Lo que ya se considera imperativo, además de recomendable, es que se proceda a  posponer tales elecciones y a, como dé lugar, crear las condiciones para que se dé un nuevo diálogo, con bases y fundamentos que ofrezcan garantías de seriedad, respeto y cumplimiento a las partes.

Forzar la barra y tratar de avanzar sobre  impedimentos, definitivamente, no va a conducir a otro resultado que no sea el agravamiento del presente venezolano. Sí es posible dialogar, pero no a partir de la participación de cazadores de oportunidades para capitalizar beneficios. Lo que se necesita, es la participación de ciudadanos altamente reconocidos, capacitados, imparciales y de limpia trayectoria, dignos representantes de la sociedad civil.

De no ser así, entonces, la única salida pacífica, unificadora, justa y posible sería recurrir a una consulta al soberano, como único y legítimo dueño y mandante, de cómo los venezolanos deben  echar las bases para definir la manera  y destino nacional.  Sería una consulta que se realice bajo la tutela de entes internacionales,  rectores universitarios y representantes de las Iglesias.

Ante el tenso y difícil momento por el que atraviesa Venezuela, hasta quienes se dedican a la astrología se atreven a sugerir que, en vista de que se está saliendo de Mercurio retrogrado, período que imposibilita acercamientos y comunicaciones en condiciones armoniosas, por lo que se hacen presentes convulsiones, desencuentros, hay que saber actuar ante un nuevo período de cambios que se hace presente.

¿Es para creer y hacerlo valer?. Quizás. No abundan los convictos y confesos en torno a semejante posibilidad. Incluso, otros prefieren deslindarse y expresan que son escépticos y que no creen en estas cosas. Ahora, lo cierto es que “de que vuelan,  vuelan”. También de que mientras más se apuesta a mayor conflictividad, más se acerca Venezuela a la necesidad de depender de la incidencia e influencia externa, para acercarse a las luces que, por momento, tienden a ocultarse.

Egildo Luján Nava
Coordinador Nacional de Independientes Por el Progreso (IPP)