jueves, 27 de julio de 2017

LUIS BELTRÁN GUERRA Una gran reconciliación


No hay dudas que lo sucedido el 16 de julio es serio, por lo que el Presidente debería considerarlo si desea una reconciliación, sin distingo de creencias políticas, camino para poner término a la situación conflictiva. Así se explica en su Cátedra la socióloga Elvira Monteverde, apasionada de las páginas de Émile Durkheim.
Ha sido la decisión del pueblo en ejercicio de la sobe­ra­nía, que, no obstante, serle inherente lo reitera el artículo 5º de la Constitución, de la cual el Primer Magistrado es firman­te, plantea Héctor Salcedo, abogado Cum Laude, admirador de  Augusto Comte, cursando postgrado en sociología con­ven­ci­do de que para comprender la situación no basta con conocer leyes. Es, asimismo, consecuencia, conforme al artículo 2º de la Carta Magna, al tipificarnos como Estado demo­crático. Salcedo asiste también y por igual razón al seminario “Las dificultades de los acuerdos políticos en el subdesarrollo”.
Para Maruja Farías la crisis del sistema político está acentuada por graves problemas económicos a superar en lo relativo al gobierno, antes de diciembre del 18, fin del mandato presidencial. Una explosión social con fallecidos, presos y daños patrimoniales, bastante cercana a una rebelión popular, la cual proseguirá si el clamor de la gente no es reconocido. Para Roberto Pernía, alumno sobresaliente de la Cátedra, ingeniero, pero con la misma inquietud de Salcedo, el pueblo demanda pautas constitucionales, cuya aplicación se ha visto obstaculizada por providencias de poderes cons­ti­tui­dos, que forzando la Carta Magna a favor del régimen han desconocido la separación de poderes. Ello ha retroa­li­men­tando el malestar. La docente constata que Roberto tiene abierto el ensayo “Aristotle” en “History of Political Philo­sophy”, de Leo Strauss y Joseph Cropsey, por demás pres­tigioso.
En el Siglo XXI, prosigue la catedrática, obviando los planteamientos de Farías y Salcedo, es imposible que Nación alguna pueda desconocer la Comunidad Internacional y su régimen normativo, de observancia imperativa por los países miembros. Exhibe la obra “Organismos Internacionales”, del chileno Uldarico Figueroa. Al gobierno se censuran las res­tric­ciones a la democracia y los derechos humanos, la puesta al lado del Texto Constitucional y la crisis humanitaria con deplorables consecuencias, por lo que confronta un conflicto en el ámbito interno y el internacional. Marisela Tiberi, arqui­tec­ta con vocación a la lucha social y alumna de la Cátedra adiciona que el 16-7 se ha reclamado democracia, libertad y satisfacción de necesidades básicas. Salcedo, abogado al fin, agrega que mediante un hecho político, carácter del plebiscito o referendo del 16. En tal virtud, son irrelevantes argumentos del Gobierno para devaluar la consulta, relativos a cauces normativos para que ejerzamos el poder soberano, además, un deber del Texto Fundamental. Legitimidad constitucional tendrían, por tanto, providencias de la AN relativas a la reorganización de poderes públicos, incluyendo la desig­na­ción de sus integrantes, pues en ella ha quedado deferida la so­beranía popular.
La profesora Monteverde sumándose al giro de la clase, seña­la que es forzoso para el gobierno rectificar, pues ha de ser democrático, participativo, electivo, alternativo, responsa­ble y pluralista, Además, escúcheseme bien, de mandatos revo­cables (Artículo 6º). Pero además, para Farías, el pueblo apro­bó la Constitución de la ANC del 99, convocada, recor­de­mos, por H. Chávez.
Se impone analizar a otros países alega Rómulo Rincón, en el seminario como “fellow” de la Universidad de La La­gu­na. España y Chile, el 1º después de una dictadura y el 2º ante un plebiscito en lo substancial como el del 16-7, a raíz del gobierno de Pinochet. Ambos hoy con democracias consti­tu­cio­nales estables.
La catedrática pensando que la clase se le ha complicado, plantea que admitamos que los diagnósticos abundan, como se escucha en las reuniones, para favorecer acuerdos laxos, y adentrémonos en las opciones. Están en la calle responde con carácter Maruja Farías: 1. La renovación de los poderes públi­cos por vía electoral, 2.  Elección conjunta para la Presi­den­cia, la AN y los gobernadores de Estados, alcaldes y munícipes y 3. Constituyente democrática con igualdad de parti­cipación para un nuevo Pacto Social, pues el del 99 perdió por desuso su vigencia.  La propia profesora agrega que ha de andarse con cuidado en lo concerniente a las fór­mu­las volitivas de reconciliación, pues el pueblo requerirá su aquiescencia. Ha de ser así, pues la soberanía es irrenun­cia­ble, acota Salcedo.
La rebelión popular proseguirá con más intensidad y sus consecuencias. No sabemos si seguimos a los dirigentes o ellos a nosotros, por lo que la imaginería me lleva a pensar en líderes como Churchill, De Gaulle, Adenauer, Khrushchev y Zhou Enlay, que biógrafa Nixon en “Leaders”. Y Rómulo Betancourt dice Pernía.
La catedrática se excusa, convocando para la próxima clase.
@LuisBGuerra  

ANTONIO LEDEZMA COMUNICADO ¡URGENTE!


Antonio Ledezma - Comunicado Urgente. Venezuela Julio 26 de 2017.

miércoles, 26 de julio de 2017

OÍDO EN LA CHATA La calle es un río seco



Víctor José Lopez

Un ciudadano que lo necesita todo: comida, medicinas, protección del hampa, educación, distracción… En fin, todo, fue reprimido ayer por ejercer su legítimo y muy constitucional derecho a protestar. A manifestar y expresar por qué diciente, ha sido reprimido por militares que se han apropiado de todo: el petróleo, el arco minero, los bancos, los cargos públicos, los barcos, los aviones, las escuelas y las universidades.

Pero no se entrega el ciudadano, sigue impertérrito ante el poder, infatigable en su misión de lograr la Libertad, Independencia y Soberanía de una nación oprimida por grupos que cumplen órdenes malignas de jerarcas extranjeros.

Ayer la calle era un río seco.

A la inundación de patria y soberanía le falta poco.

MENSAJE DE LEOPOLDO A LA VENEZUELA LIBRE QUE LUCHA CONTRA LA DICTADURA

martes, 25 de julio de 2017

EDDIE A. RAMÍREZ S. Compromiso unitario: del qué al cómo



Algunos han expresado  dudas sobre el documento “Compromiso unitario para la gobernabilidad”, por percibir que el mismo podría tener la intención de darle largas al mandato del 16 de julio de salir del régimen lo antes posible. Entre otros puntos,  objetan la mención de realizar  elecciones primarias entre los demócratas para escoger nuestro candidato presidencial y la integración de un gobierno de unidad. Respetamos esos  puntos de vista, pero pensamos que la crítica es injusta y que dicho documento constituye un buen punto de partida.  

En la introducción  los firmantes aseveran que "el cambio es inminente". Es decir, que las primarias serían a posteriori.  No es posible fijar fecha de cuándo saldremos de esta dictadura totalitaria.  La presión de calle, el apoyo moral de los países democráticos y negociaciones bien llevadas, no como las anteriores, deben producir el cambio.  Aunque contamos con algunos líderes preparados,   ninguno de ellos tiene una aceptación general. Por ello, la elección de nuestro candidato  debe ser  por primarias

El documente anuncia que  la justicia social será  prioridad, la unidad una necesidad   y que habrá  un programa común de gobierno. Este programa contará con el concurso de los partidos democráticos que integran la Unidad y de un Frente Social en el cual estarán representados todos los sectores, inclusive aquellos que respaldan al actual régimen, descartando individualidades incursas en violaciones a los derechos humanos y en corrupción.  

Pretender gobernar sin un acuerdo mínimo con algunas personas que han estado cerca del régimen es utópico y antesala de un fracaso. El respeto a la descentralización y el no desatar persecuciones injustas es otro activo del documento. 

El qué está acotado, aunque tiene  generalidades. El  cómo quedó en suspenso, probablemente en aras de evitar discrepancias que debilitarían la unidad. Sería conveniente desempolvar los lineamientos elaborados bajo la coordinación de Ramón Guillermo Aveledo y de Marino González. De nuestra parte, consideramos pertinente definir cómo llenar el vacío  entre la salida del régimen y la elección de un nuevo presidente y cómo lograr que  algunas medidas inmediatas permitan disminuir la presión social e iniciar la reconstrucción de un país devastado por los bárbaros. 

Una opción  obvia es que asuma el presidente de la Asamblea, es decir Julio Borges, a quien le correspondería de acuerdo a la Constitución y tiene cualidades para ello ¿Sería  aceptable por todos los partidos y por los negociadores de la salida de Maduro? ¿Podría darse  una solución como la de Ramón J. Velásquez, a quien no le correspondía sustituir al defenestrado Carlos Andrés Pérez, pero que las circunstancias lo impusieron?  ¿Qué perfil debería tener para que sea capaz de tomar medidas que inicien la reconstrucción, propicie el acercamiento    y garantice la  gobernabilidad ? 

En cuanto al cómo cumplir con el compromiso con quienes se encuentran en un injusto nivel de pobreza,  habrá que establecer algunos subsidios mientras se abate la inflación y se reactiva el aparato productivo. Ello no podrá hacerse sin el apoyo de organismos internacionales, con quienes será necesario negociar para evitar que pretendan imponer medidas drásticas que  introduzcan factores desestabilizadores.

Ese posible gobierno provisional  requerirá de un equipo  eficiente de  comunicadores que logren hacer entender a muchos que ser rico no es malo, siempre y cuando  sea una riqueza bien habida,  que  contribuya al desarrollo del país y con  conciencia de  la responsabilidad social, tal como hace la Polar. También deben contribuir a desmontar la creencia de que el Estado debe manejar empresas porque en el  sector privado hay muchos pillos. La experiencia ha demostrado que es lo contrario. 

Los militares deben volver a su institución y no incursionar en política, pero no se puede pretender que sean "mudos". En todos los países son requeridos para escuchar su opinión en temas importantes, a través del Alto Mando y sin derecho a ejercer presión por el hecho de contar con las armas. 

Un centenar de ciudadanos asesinados, miles torturados, agredidos,   encarcelados o que han tenido que emigrar en búsqueda  de oportunidades, obligan a todos a contribuir a salir lo antes posible de este régimen y  a crear un clima de entendimiento que permita la reconstrucción del país. El Compromiso Unitario es una guía.   


Como (había) en botica: Aspiramos que los empleados públicos y  militares  entiendan que es preferible no  votar el domingo que seguir padeciendo humillaciones.  Maduro pretende  eternizarse en el poder. Ustedes no deben ser cómplices del derrumbe del país. Padrino López, ¿qué sentimiento morboso  te impulsa a tolerar asesinatos y atropellos a jóvenes y  a mantener preso al general  Ángel Vivas ?  La prisión del Magistrado Ángel Zerpa es otro abuso. Todo demócrata debe sumarse a la huelga del miércoles y jueves,  y participar el viernes en la toma de Caracas. Las sanciones de Estados Unidos deben ser solo a corruptos y violadores de derechos humanos  ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!  

eddiearamirez@hotmail.com  25/07/17  Noticiero Digital, Runrunes, Digaloahi digital


HUELGA GENERAL


OÍDO EN LA CHATA El usurpador



Víctor José López


En el correcto uso del castellano, Nicolás Maduro es simplemente un “usurpador”.
Es dudosa su nacionalidad, porque él jamás ha querido -¿O no ha podido?- demostrar sus orígenes. 
Hace poco, otra vez, el pueblo de Venezuela le revocó de su usurpada Presidencia de la República con la Consulta: el plebiscito realizado contra viento y marea  y quedó demostrado que es un usurpador del cargo presidencial de la República.
En orientación a nuestros amables lectores, recordamos que el hecho de apoderarse, por la fuerza o el enga-odido?)ás ha querido (es el btiño, de una propiedad o de un derecho que no le pertenece es usurpar y, todas estas acciones, convierten a Nicolás Maduro en usurpador.
 Y ahora el usurpador se apropia indebidamente de la música del éxito de  Luis Fonsi al convertir “Despacito” en un jingle propagandista del fraude que prepara el régimen para entronizar en el país la mezcla de fascismo y de comunismo que es el batiburrillo que llaman “Chavismo” y que ha desbaratado a la nación.

Palabras de Luis Fonsi al respecto:

- En ningún momento se me ha  consultado, ni yo he autorizado el uso o el cambio de la letra Despacito para fines políticos, mucho menos en medio de la deplorable situación que vive un país al que quiero tanto como es # Venezuela.

-Mi música es para todos aquellos que quieran escucharla y disfrutarla, no para usarla como propaganda que intenta manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad y un mejor futuro. LUIS FONSI